, , , , , , , , , , , , , , , ,

Un retablo barroco- rococó para la nueva Iglesia de Santo Domingo de Albacete

El 29 de septiembre de 2012 se presentaba uno de los grandes trabajos que nuestro equipo de El Parteluz ha realizado a lo largo de su dilatada andadura: el retablo mayor de la joven iglesia de Santo Domingo de Guzmán en Albacete capital.  Un fantástico retablo de estilo barroco- rococó, datado en torno a mediados del siglo XVIII, y compuesto por tres calles separadas por columnas de orden compuesto, con fustes acanalados, decorados con tarjas barrocas  y  que enmarcan tres hornacinas; entre las que destaca la central, avenerada y sobre la que observamos un bello ático con la imagen del titular del templo y un angelote que porta una Cruz.  Las hornacinas laterales sirven de marco a las imágenes de la Inmaculada Concepción y San José, y sobre estas decoraciones carnosas de rocallas y parte de un frontón partido sobre entablamento. Todo el conjunto destaca por sus ricos dorados que se extienden también por el banco y el sotobanco inferior.

Destaca por último también la mesa de altar, el evangelio y el sagrario  de características formales similares y que completan el potente conjunto que preside la iglesia de Santo Domingo de Albacete.

Su restauración comenzó con una limpieza mecánica seguida de la desinsección de las piezas, posteriormente se procedió a la consolidación de las piezas existentes, composición y premontaje de los cuerpos que forman el retablo, así como su estructura interna. También se realizaron los pertinentes   encolados, tallados de molduras y colocación de tallas.

 

También se realizó  la limpieza de los restos originales de oro, eliminando barnices oxidados, restos de purpurinas, oro falso al mixtión, deyecciones de insectos, cera y un largo etcétera de elementos ajenos a la obra original, manteniendo siempre la pátina de envejecimiento natural del conjunto, además nos permitió recuperar también policromías ocultas.

 

Concluidos los trabajos de carpintería se realizó el estucado, embolado y dorado de los faltantes. Para concluir, se ha realizado la protección del conjunto.

El retablo fué dorado al agua siguiendo las técnicas tradicionales. Para los salientes se realizó el bruñido del mismo dejando la superficie pulida, y para los fondos un acabado mate. La discernibilidad entre las aportaciones de oro modernas y el original son evidentes,  al no distorsionar se optó por la propiedad y los técnicos de manera consensuada dejar dicha actuación en ese estado, reforzando aun más la pureza del material original y evitando así cualquier atisbo de falsificación.

Las tablas, tallas y otros elementos policromados se han limpiado y reintegrado siguiendo los mismos criterios respetuosos antes mencionados.

El proceso de restauración del retablo se realizó  siguiendo los criterios actuales  de conservación y restauración de bienes culturales basados en el Respeto a la obra de arte, al autor y a su historia,  fundamentados en el reconocimiento y la reversibilidad de los materiales utilizados en la restauración.

, , , , , , , , , , , , , ,

La Muerte de San José de la Parroquia de Santa Catalina. El Bonillo (Albacete)

 

Estado inicial. La Muerte de San José. Iglesia de Santa Catalina. El Bonillo (Albacete). Foto: El Parteluz. S.L

Estado inicial. La Muerte de San José. Iglesia de Santa Catalina. El Bonillo (Albacete). Foto: El Parteluz. S.L

 

Muerte de San José. Sacristía de la Iglesia de Santa Catalina. El Bonillo (Albacete) Foto: El Parteluz S.L

Estado final. Muerte de San José. Sacristía de la Iglesia de Santa Catalina. El Bonillo (Albacete) Foto: El Parteluz S.L

A mediados de este año regresaba a la Parroquia de El Bonillo  del segundo de los cuadros de gran formato con su marco original que este templo custodia en su sacristía, y que junto con el cuadro del Milagro del sudor del Cristo y traslado a la Iglesia de Santa Catalina conforman el conjunto decorativo de este espacio arquitectónico construido en las primeras década del siglo XVIII.

En esta obra aparece representada la Muerte de San José, en la  que según el texto apócrifo denominado; “Historia del José el Carpintero” el Patriarca moriría a edad muy avanzada  habiendo gozado de buena salud mental y corporal. San José tras recibir el anuncio de su muerte por un ángel cayó enfermo en cama, y  asistido por ángeles, por Jesús y por María, cerró los ojos habiendo reafirmado la virginidad de su esposa.

La obra pictórica, realizada el óleo sobre lienzo, podría enmarcarse cronológicamente en el siglo XVIII. Datación que podría justificarse gracias a los estudios realizados meses atrás sobre el cuadro del Milagro del sudor del Cristo y traslado a la Iglesia de Santa Catalina de El Bonillo, con el que guarda evidentes similitudes formales. Pudiéndose considerar por el momento este de la Muerte de San José como pareja dentro del proyecto decorativo de la parroquia llevado a cabo tras su conclusión en 1722.

A nivel técnico la intervención sobre este lienzo se fundamentó en el saneamiento del reverso, el cambio de bastidor, la eliminación de repintes, la  limpieza, consolidación, estucado, barnizado  y reintegración cromática con técnica diferenciada de toda la superficie pictórica y protección de la obra.

En relación al marco; se eliminó el repite que lo cubría en su totalidad la plata corlada y los tonos oscuros de toda la superficie,  se reintegraron cromáticamente en  tonos negros y plateado,  corlando en los faltantes de las molduras y las tallas.

Proceso de restauración. Cuadro de la Muerte de San José. El Bonillo (Albacete)

Proceso de restauración. Cuadro de la Muerte de San José. El Bonillo (Albacete)

Su  restauración representa la culminación de un proyecto que comenzaría con la recuperación del ya citado cuadro del Milagro del Sudor del Cristo de los Milagros y traslado a Santa Catalina, que se completa con la intervención sobre la otra gran obra pictórica de la sacristía, y que supone la recuperación de un espacio sagrado en el que el arte barroco encuentra un perfecto caldo de cultivo y vía de expresión a través de estos impresionantes lienzos que podemos contemplar en su total esplendor  junto con su monumentales marcos también restaurados y de iguales características.

De los seres humanos III. 12 X 12 cm. Técnica mixta /papel
, , , , , , ,

Exposición “Tierras habitadas”, Pablo Nieto

De los seres humanos III. 12 X 12 cm. Técnica mixta /papel

De los seres humanos III. 12 X 12 cm. Técnica mixta /papel

Este domingo se inaugura mi exposición “Tierras habitadas”, para el que no pueda acercarse o quiera un adelanto os dejo el catálogo completo de mi última exposición en Madrid:

Catálogo Tierras habitadas Pablo Nieto

, , , , , , , , , ,

“Tierras habitadas”; plasticidad abstracta, sensibilidad romántica

“Puesta de Sol” 120 x 160 cm. Técnica mixta/tabla

Este próximo domingo 1 de marzo tendrá lugar la inauguración de mi exposición “Tierras habitadas” en la sede la Hermandad de Ntra. Sra. de la Soledad de Hellín (Albacete), una continuación del camino que arrancó en la exposición de Madrid con el mismo nombre en septiembre de 2018.

Aquí tenéis uno de los textos que analiza mi obra, realizado por nuestro historiador del arte; Francisco Javier Donate Córcoles:

Pablo Nieto Vidal; plasticidad abstracta, sensibilidad romántica

“De los seres humanos 10” 12 x 12 cm. Mixta sobre papel

Talento, trabajo, creatividad, sensibilidad, son algunas de las características que deben darse en todo artista. La conjunción de estos elementos propicia el sorprendente nacimiento de “la obra de arte”,  materialización de la percepción más subjetiva de lo bello, de la personal lectura del mundo, de lo mensurable y lo inmensurable.

El artista cartagenero Pablo Nieto Vidal nos habla en sus cuadros de sensaciones, nos plantea dudas y temores humanos, a veces salvajes e incontrolables. Como ya hizo el Romanticismo, parte  del individualismo y la intimidad humana, trataal hombre y a la mujer de forma genérica, y los transforma en tema principal de sus creaciones. Representan sus lienzos y acuarelas una nueva relación entre el arte y el individuo, creación ante todo personal, que coquetea continuamente con las tradiciones y principios estéticos consagrados a lo largo de la historia.

Por todo esto, el paisaje cobra en la obra de nuestro artista, como en el romanticismo francés, la función de constituirse en el“escenario”, nacido del despliegue de colores luminosos, de nubes eléctricas, oleajes furiosos, de llanuras inabarcables y pétreas elevaciones. Y es que Pablo Nieto nace frente al mar, y toma la llanura manchega como su casa. Su particular visión de este mundo plano, de apariencia infinita, muchas veces alejado de la realidad, emerge de la fusión enérgica sobre el lienzo o el papelde los pigmentos, al modo de los paisajistas ingleses de mediados del siglo  XIX. Imaginación que fluye  como el agua del mar y la brisa en los  llanos en los que caminan los personajes que Nieto introduce en todas las creaciones de esta exposición.

“Invierno” 54 x 67 cm. Técnica mixta/ tabla

Pero para comprender las influencias  y la esencia de nuestro artista en relación al paisaje, debemos conocer también  su predilección por la por pintores encuadrados dentro de la conocida como Tercera Escuela de Madrid, tales como Ortega Muñoz o  Benjamín Palencia; cuya expresividad los une en un mundo común con epicentro en la llanura.

Como lo artistas del siglo XIX alemán, Pablo Nieto representa un sinfín de sentimientos y emociones humanas, cuya lectura e interpretación, pertenecen al espectador contemporáneo de su obra, que se introduce en las matéricas composiciones a través de diminutos seres, que observan y caminan, a veces solos, en otras ocasiones difuminados entre la multitud, pero siempre abrumados por los elementos, por la presencia del curioso, que observa el cuadro, y pasa voluntaria o involuntariamente a formar parte de él. Como hizo el germano Friedrich, Pablo Nieto sitúa recurrentemente a sus minúsculos personajes de espaldas, de frente o inmersos en un paisaje de fuerza inexorable, solos ante su destino.

Las creaciones de Tierras habitadas, y según palabras del propio artista; mantienen un estrecho lazo con la estética abstracta española, desgarradora y agresiva, como la obra de Millares, en ambas un recurso expresivo común; el valor de la materia, a través de la  incorporación de cuerdas, arpilleras y telas, empapadas en pigmentos oleosos de ricos cromatismos.

“Encuentros” (detalle)

La obra nos plantea varias cuestiones, tal vez estas no esperan una respuesta inmediata que debe darnos el artista, sinoque deben invitar a reflexionar al espectador. Así podríamos atrevernos incluso a formulárnosla nosotros mismo: – ¿Qué nos quiere transmitir el artista sobre el mundo interno de estos personajes?, ¿Cuál es la relación de estos con el medio que los envuelve y domina? Su resolución está en la traslación de nuestro interior sobre el lienzo o el papel que Pablo Nieto pone a nuestra disposición. Si estos anónimos seres sienten soledad, miedo, alegría o paz, no es él el responsable de decírnoslo, si no de  quien valiente o no, se enfrente a su obra, y pase dentro de su mundo y entable una “sagrada conversación”  con su propio ser.

Francisco Javier Donate Córcoles

Historiador del Arte

cuadro virgen de la Soledad. Convento de las Clarisas Hellín Albacete proceso Pablo Nieto (6)
, ,

La Soledad del Convento de las Hermanas Clarisas de Hellín (Albacete)

cuadro virgen de la Soledad. Convento de las Clarisas Hellín Albacete proceso Pablo Nieto (6)

Estado final. Cuadro de la Virgen de la Soledad. Convento Hermanas Clarisas de  Hellín. Albacete.

A mediados de 2005 llegaba a nuestro taller el lienzo de Ntra. Sra. de la Soledad procedente del Convento de las Hermanas Clarisas de Hellín en Albacete.  Obra datada en el siglo XVII y que sigue el modelo iconográfico introducido por Isabel de Valois esposa de Felipe II, y que se materializó en la imagen de la Soledad que  Gaspar Becerra realizase en pleno siglo XVII para el Convento de la Victoria de Madrid.

Los trabajos de restauración realizados sobre el lienzo comenzaron con el proceso de protección de la película pictórica y  posterior consolidación de los diferentes estratos.

cuadro virgen de la Soledad. Convento de las Clarisas Hellín Albacete proceso Pablo Nieto (2)

Proceso de protección y consolidación

Seguidamente la labor se centraría en el desclavado del lienzo del primitivo bastidor y sustitución por uno nuevo que posibilitase las funciones de tensado.

cuadro virgen de la Soledad. Convento de las Clarisas Hellín Albacete proceso Pablo Nieto (1)

Desclavado del lienzo del primitivo bastidor

La limpieza de la superficie pictórica consistió en la eliminación de barnices oxidados y diferentes estratos de suciedad acumulada a partir de una limpieza físico-química, sacando a la luz las tonalidades y matices originales de la obra.

cuadro virgen de la Soledad. Convento de las Clarisas Hellín Albacete proceso Pablo Nieto (3)

Proceso de limpieza de la superficie pictórica

Las carencias de la superficie de la obra se corrigieron a partir de un estucado tradicional tal y como apreciamos en la siguiente imagen de un detalle de la saya de la imagen de la Virgen.

cuadro virgen de la Soledad. Convento de las Clarisas Hellín Albacete proceso Pablo Nieto (5)

Proceso de estucado

Entre los pasos finales de este apasionante proceso de restauración sobre el lienzo de la Soledad de las Clarisas de Hellín y tras el estucado se procedió a la reintegración cromática de la superficie pictórica a través de técnica diferenciada (regatino). Por último la protección del lienzo garantiza una conservación y estabilidad en el tiempo.

cuadro virgen de la Soledad. Convento de las Clarisas Hellín Albacete proceso Pablo Nieto (6)

Estado final de la obra tras su restauración

Apasionante trabajo el realizado sobre este lienzo que esconde debajo un sorpresa. En próximas publicaciones os mostraremos algunos de los datos que esta restauración nos aportó sobre una de las obras de este Monasterio hellinero con siglos de historia.